La Dolorosa BTT 2018 por José Luis Sánchez

Hilo sobre nosotros en general. Consultas, dudas y otras opiniones aquí.
Comparte este tema:

La Dolorosa BTT 2018 por José Luis Sánchez

Notapor mmsial » Vie Jun 29, 2018 3:15 pm

Publico la experiencia de José Luis Sánchez en la edición 2018 de La Dolorosa.

RELATO:
Viernes tarde, la bici en el coche, pillo la tienda del trastero y camino a Isuerre de acampada, finde nómada. En poco menos de dos horas tomo el ramal que accede al pueblo, en la misma entrada unas vallas cortan el paso, un grupo de voluntarios ataviados con chalecos reflectantes atienden e indican a los participantes.
—hola bienvenido, vienes a la carrera? —asiento—
—llevo idea de quedarme a dormir.
—vale, hemos habilitado una nave, donde puedes montar la tienda.
—donde está la nave?
—aquí mismo, sigues 300 metros y a mano izquierda, puedes dejar el coche al lado mientras quede sitio.
—donde recojo el dorsal?
—ves el contenedor amarillo, en ese punto giras a la izquierda y a unos 200 metros lo tienes.
—gracias.
Me acerco a echar un ojo a la nave, las puertas correderas están abiertas, en el interior ya hay varias tiendas montadas, mesas y sillas de camping, unos niños juegan al fútbol y varias bicis con dorsales reciben los últimos retoques.
Con la tienda montada, me dirijo a mis vecinos, necesito un inflador para el colchón, me da que han venido en grupeta por la disposición de las tiendas—ahí lo tienes, coge lo que te haga falta—, tras unos minutos de conversación con los vecinos “vascos” termino de instalarme.

Imagen

Al poco de juntarme con la cuadrilla en el bar, comenzaba el partido España – Portugal, el bar es pequeño y esta de bote en bote, además de la parroquia habitual, estábamos varios participantes de la prueba, de BTTZaragoza casi todos, solo faltaba Edu, tomamos algo rápido en animada conversación.
Pedro también iba de acampada con su furgo, cenamos en el interior de la nave, por cierto ya no había niños jugando al futbol. Hace un mes que participamos en el Soplao —ni nos vimos— y anteriormente hicimos mano a mano un rutón por los montes de Zuera (Zuera de luxe), sin duda alguna yo estaba a punto de correr La Dolorosa influenciado por sus comentarios y valoraciones siempre positivas.
Ya de noche no sobraba la ropa, la previsión para la carrera era de 10 a 21 grados, he dejado la ropa preparada para mañana, maillot, culote y guantes largos, prendas de verano, con un poquito más de abrigo chaleco y manguitos, el interior de la tienda poco a poco se va convirtiendo en una leonera. Prácticamente es la misma ropa que lleve en el Soplao, esta vez llevo un maillot de bolsillos profundos y uno de ellos con cremallera para la llave del coche. Es difícil dormir, son más de las once y sigue llegando gente, mis vecinos vascos están de tertulia.
A pocos minutos para las seis llegamos a la salida, Pedro comenta que Rubén está más adelante, coincidimos con Adrián, Edu ha vuelto al coche a por el móvil. Siguiendo las recomendaciones de la organización, llevamos el track y luces.
Seis de la mañana, con luz crepuscular comenzamos a dar pedales. El garmin marca 8 grados. Empezamos bajando, antes de llegar a La Lobera de Onsella (km 4-5), pasamos por un tramo de camino hormigonado, por donde baja una corriente de agua de unos 4 dedos de profundidad y que ocupa al menos 3 metros de camino, entre el agua que sale de la rueda delantera y las bicis que te rodean, completamente chipiado, noto como llega el agua a los dedos de los pies, al poco empiezo a temblar de frio. El garmin marca 6 grados, cambio de pantalla el ver los grados no me ayuda. Pasa un maillot conocido es un NSR, debe ser Edu no nos conocemos, me presento y andamos juntos, Adrián está por delante, Pedro y Rubén por detrás.
Comienza la primea subida a Cubilariello por la cara norte, dejo de temblar pero ni mucho menos entro en calor, bajando para afrontar la siguiente subida de Os Tablaus, el termómetro cae hasta los 4 grados, con mucha humedad tipo bruma, la carrera se ha estirado, no hay ese plus de tensión que da ir rodeado de corredores, mantenemos un ritmo exigente pero en todo momento por debajo de umbral.
Entramos en una zona de continuo sube baja, hasta llegar a la Osqueta (km 45), vamos hablando, las sensaciones son buenas. Continuas tormentas han destrozado las pistas, zanjas y socavones, fruto de rieras y torrentes, la tierra se ha diluido entre tanta agua y ha salido de las pistas donde quedan piedras de buen tamaño en los maltrechos caminos, molestaban para subir pero el bajar se hacía duro y peligroso, sufrían manos y brazos, en muy pocas bajadas se pudo recuperar, lo normal era pasar el desgaste del tren inferior al superior.
Curva a derechas, noto como la rueda trasera impacta de lateral con algo que no desplazo, oigo el estallido, freno en cuanto alineo la bici —mierda, mierda, a la mierda la cubierta—. Para Edu, nos movemos a un lado del camino donde no molestamos, busco la rotura en la cubierta, tiene forma de tela de araña, punto central y de este salen 5 rajas de unos dos centímetros de longitud, todo el flanco está afectado, vulcanizar, reforzar por el interior, meter cámara y rezar, en esos momentos intento centrarme en que no he tocado la llanta y que llevo encima lo necesario para intentar arreglarlo, con un poco de suerte sigo en carrera. Tuve que insistir a Edu para que siguiera, no tenía sentido quedarse, finalmente continúo y esto tuvo consecuencias.
Estaba desmontando la válvula de la llanta, cuando veo que viene un hombre caminando a buen ritmo monte arriba, se dirige a mí.
—tú eres el qué… —toma aire, viene fatigado—, ha reventado la cubierta.
—el mismo.
—tienes un puesto de mecánica a unos 500 metros. Ha parado un chico, ha avisado de lo ocurrido.
—gracias. —qué rabia me dio no continuar juntos, mil gracias Edu—.
Recojo, bici al hombro y patas monte abajo, el voluntario lleva la llanta y cubierta, —pobre hombre aún no se ha recuperado y ya está otra vez corriendo— llegamos al puesto mecánico.
—hola, tienes cubiertas?
—si, una me queda.
—y líquido para tubelizar?
—sí, también llevo para talonar.
—perfecto, veo la cubierta, Maxxis Aspen 2.1 TR, me la quedo.
—vale, la tienes que pagar, sino llevas dinero me apunto el dorsal y te pasamos cargo.
—llevo dinero, no problem.
El puesto mecánico estaba junto al avituallamiento, en medio de este lío coincidí con Pedro y Rubén, que razón tenía Pedro los avituallamientos son buenos, geles y barritas energéticas de diferentes tipos y sabores, frutos secos, pasas, macarrones, pinchos de tortilla de patatas, embutido, dulces,…, diferentes bebidas isotónicas, zumos, fruta,…, no hace falta llevar de nada. Han transcurrido unos 30 minutos desde el reventón, por fin arranco y dejo atrás el avituallamiento de Villalangua (km 50), tengo a todos los compis por delante y el primer corte de carrera se encuentra en Longas (km 71) a las 12:00.
Después de subir el alto de Fontanizas, el terreno esta encharcado, en algunas ocasiones no queda otra que meterse por medio de los profundos charcos, todos los sentidos en no caerse. Al paisaje verde a rabiar, se le unen vacas que están pastando a ambos lados del camino, alguna se mueve y cruza con parsimonia de un lado a otro, de repente un toro manso, a mi paso levanta la cabeza, imponente bicho de crines en pechera, me lo quedo mirando un instante por si decide avanzar, parece que no a la que vuelvo la vista al camino, la rueda delantera entraba en una zanja —mierda salgo de orejas— la mano derecha para gran parte del golpe (guantes largos de verano un acierto) pero sigo deslizándome y aterrizo poco a poco después de la mano el codo le sigue la cadera, rodilla, …, por fin paro, me quedo sentado en el camino, veo la bici parece que está bien, para un chico que venía detrás de mí.
—estas bien?
—creo que sí, el codo escuece, la cadera duele —me incorporo—.
—echamos un ojo a la cadera? —un hilillo de sangre sale de la pernera del culote y avanza por el exterior de la rodilla—.
—prefiero no mirar —limpio la sangre con el guante, no quiero quedarme frio sino es más que el golpe, si hay algo más, tiempo habrá de curarse—. Gracias por parar.
El culote esta picado por varios sitios, lo toque con el guante en busca de sangre y nada, el golpe duele, pero las sensaciones pedaleando son buenas, el problema es la cabeza —en toda la temporada ni un percance y aquí dos seguidos— estaba entrando en un estado mental de inseguridad. En estas estábamos cuando llegue al avituallamiento de Longás (km 71) en la Sierra de Santo Domingo.
Con los botes llenos hasta arriba y después de comer un vasito de macarrones y algo de fruta, comencé a subir el puerto con 25 grados, el sol pegaba de lleno, los dos primeros kilómetros entre el 17 y el 20% de desnivel los dos siguientes al 14%, mano de santo, se me fue toda la tontería de la cabeza y me centre en la carrera, al final de los 7 kilómetros de puerto, unas voluntarias repartían agua, tome un par de vasos que me supieron a gloria, estaba preocupado, me encontraba en el tramo más largo unos 40 kilómetros sin servicio de avituallamientos, no llevaba camel y sabía que este tramo era clave.
Otra bajada peligrosa nos llevaba de vuelta a subir nuevamente Cubilariello esta vez por la cara sur y desde aquí los participantes de la maratón (1) se desviaban a Isuerre.
Entre el alto de Yesera y el primer tramo modificado por la organización km 107 cerca de Petilla, enlace con Pedro y Rubén, avisaron por e-mail de dos modificaciones del track por el mal estado de los caminos, el segundo tramo dentro del valle de Sibirina (km 134), antes de los castillos.
Con la vista puesta en Petilla, al lado de un coche con la música a tope (rancheras) tres voluntarias bailando y animando, no sé lo que habrían tomado esas mujeres pero me hubiera gustado probar un poquito —el caso es que allí nos desviaban— repechón hasta llegar a la plaza del pueblo, donde se encontraba el avituallamiento (km 110). Meto un poco de aire en la rueda trasera antes de comer, nos ofrecen hasta café, Rubén se anima lo toma sentado a la sombra en el rellano de un portal, acaba de pasar su particular Vía Crucis, —carita de agotamiento, ni una mala palabra, ni un mal gesto, un lujo compartir ruta contigo— nos tomamos un respiro antes de salir de Petilla.
Empezamos a subir el alto Sierra Selva, 9 kilómetros de puerto con una pendiente media del 5,6%, el termómetro llega a marcar los 32 grados, me adelanto un poco para meter más aire a la rueda trasera —estos me pasan— mientras le doy a la bomba, para otro corredor, este tenía ganas de parar y yo era la excusa.
El perfil del alto Sierra Selva, nada más coronar se convierte en una planicie tipo muela, donde se encuentra un parque eólico, al llegar a los molinos, el aire de cara, la sensación de seguir subiendo se mantenía, no me cuadraba con el perfil de la etapa, qué largo se me hizo este puerto, por fin veo a Pedro y Rubén.
Pedro —todo bien?.
J.L. —bueno, no voy, se me ha hecho muy largo.
Pedro. —sí, solo es eso —risas—
J.L.—ha parado un tipo mientras estaba hinchando la rueda trasera y me ha preguntado si iba a hacer el recorrido completo, para decirme que él también pero finalmente iba a tomar el desvió, porque lo que venía era muy duro y no se encontraba bien, bla, bla, bla… , le he dicho que él podía hacer lo que estimará, yo había venido a terminar esta puñetera carrera, si quería hablar podíamos hacerlo de cualquier cosa menos de esto, se montó en la bici y se fue —después de este puerto en la zona de Pígalo está la opción de ultra completa haciendo el bucle del Puy Moné o de volverse para Isuerre y hacer la ultra intermedia—.
Rubén —hemos venido a terminarla, de aquí solo nos sacan en ambulancia o la guardia civil, — ¡esa es la actitud! más risas —

Imagen

Por fin empezamos a bajar y llegamos a la segunda zona afectada por el cambio de track, tal y como advirtió la organización hay que bajarse de la bici y hacer estos tramos desmontados, si en un tiempo hubo un camino lo desconozco, la imagen era la de una zona de riada, grandes piedras, zanjas, balsas de agua, árboles caídos,…, estábamos cerca de los castillos de Sibirina.

Imagen

En estas llegamos al avituallamiento de Pígalo (km 138) —veo el puesto de mecánica engraso cadena y vuelvo a hinchar la rueda trasera, ya no tendría que volver a hincharla— los de la ultra intermedia marchan para Isuerre, nosotros después de aprovisionarnos salimos hacia el alto de Huértalo (km 146).
Llevamos un rato con la coña de medir lo que nos queda en salidas tipo —me explico— <<venga va! Solo nos queda una salida de las que hacemos los sábados>>, una forma de afrontar lo que te queda, las sensaciones a gestionar en las ultras comienzan a partir del km 80 o después de 4-5 horas, vamos cuando vas cansadete, para aliviar esta situación puedes entrar en la estrategia del partido a partido del fútbol o en la versión ciclista del avituallamiento a avituallamiento. Las metas más cortas se afrontan mejor, en nuestro caso era comparar lo que nos quedaba con rutas habituales, pasar el desnivel pendiente al número de veces que tendríamos que subir Las Planas, cosas así. En Pígalo ya bajamos a una salida de entresemana, en estos tramos tan apenas coincidimos con otros corredores.
Vaya bajadita hasta Biel (km 158), volvemos a parar, paso por la ambulancia para limpiar y curar las heridas de brazo y pierna, la cadera prefiero no mirar y Pedro para echarse réflex en las rodillas. En este avituallamiento hay una chica rubia al frente del mismo, en el que defiende que sus macarrones son los mejores de toda la prueba, probamos los macarrones, la verdad es que están buenísimos, que tía más simpática. Nos advierten que el tramo de carretera que va del pueblo al desvío que nos conduce al Puy Moné, hay que hacerlo a patita, no tienen permisos para que la carrera transite por la carretera.
Pedro anuncia con tiempo que este puerto se le suele atragantar y como sufre el tío, no va nada bien y sin embargo ayuda con sus coñas, ¡qué grande eres compi!, seguimos con las salidas tipo y alguna conversación un tanto canalla sobre la rubia de Biel amenizan la subida del Puy Moné sus 15, 8 km de longitud dan para mucho, en el tramo final Rubén ha tirado para arriba y cuando llegamos nos lo encontramos largo en el suelo disfrutando de las vistas de Biel, al fondo la sierra de Santo Domingo.
A Rubén le dio tiempo a echarle un ojo al móvil, nos contó que Adrián estaba fuera de carrera —silencio— .
Antes de empezar a bajar nos abrigamos, para dirigirnos al avituallamiento de Luesia (km 179) revisamos los papeles pues en ese punto se encuentra el último corte de carrera, es a las 21:00, pasamos con una hora por encima del corte. Nos preguntan desde el avituallamiento si queremos algo, no nos hace falta seguimos hasta la zona que denominan Serrucho de la Muerte (literal), son 5 km., con 10 dientes, un auténtico sube-baja, con pasos de agua, el mojarse a estas horas no hace ninguna gracia.
Última vez que subimos el Cubilariello Sur (km 196), por fin vemos el pueblo de Isuerre, por este camino baja la tubería de agua que abastece al pueblo, según nos comentaron se quedaron algunos de sus tramos al descubierto por las lluvias, la semana de antes maquinaria pesada reparo el asentamiento, cubrió y dio forma al camino que estábamos bajando. Tela con el camino, solté freno y tire para abajo, la mano izquierda la llevaba muy tocada, sujetar el manillar fuerte de brazos pero con cierta holgura en las manos para evitar el traqueteo era posible sino frenabas y en esas condiciones la mano izquierda sufría más que la derecha.
Estábamos a los pies del pueblo de Isuerre, solo nos faltaba el último repecho para ascender de la carretera al pueblo, por una senda llego a la altura de las casas, un par de calles y finalmente meta en la misma plaza. Paro el garmin (2). Entran Rubén y Pedro, seguimos de risas, nos hacemos alguna foto, alegría, felicidad y mucha satisfacción.
Hay cosas que no tienen precio o que no se pueden comprar esta es una de ellas.
Después de lavar las bicis, me acerco a la tienda, me ve el vecino vasco y se acerca.
—qué tal te ha ido? la has terminado? —asiento con la cabeza y una sonrisa de oreja a oreja—.
—ole tus huevos maño!!! —se escuchó en toda la nave—.
—a ti qué tal te ha ido?
—mal, no he …—nos dimos un sincero abrazo—.
Entro en la tienda, por fin miro la cadera, veo las heridas, nada grave unos rasguños profundos y un gran moratón. Es el momento de llamar a casa,…, me emociono al escuchar a Ángela.
Coincidimos en la cena, un bol de ensalada y tortilla de patata, que a gusto me hubiera comido un plato caliente de cuchara, la falta de energía y el frio nos llevaron al bar donde nos tomamos unos cola-caos, bien calientes.
Entre tanto, en el mismo bar, preguntamos sobre el nobel de btt, un diplomilla que te entrega la organización, en nuestro caso por hacer el mismo año “El Soplao” y “La Dolorosa”, esta gente es de otro planeta, contactaron con la encargada del asunto, abrieron el ayuntamiento, llamarón al secretario —bueno, este como buen secretario, estaba en el bar— dejo la copa, se fue al ayuntamiento e imprimió el diploma, ole, ole y ole, muy agradecidos por el trato recibido.
A la salida del bar, nos despedimos con una gran sonrisa.
Casi cuesta menos hacer la prueba que leer está crónica, si has llegado hasta aquí, espero haberte trasmitido lo intensamente vivido durante la prueba, si decides hacerla en cualquiera de sus opciones, vayas con los deberes hechos, este reto te obligará a buscar la mejor versión de ti mismo, en algún momento te encontraras con la adversidad, si puedes ves acompañado disfrutarás sobremanera, unos días antes sentirás mariposas en el estómago y dudas, muchas dudas a medida que se acerque la fecha.

Imagen

¡La Dolorosa tiene un punto salvaje que mola!

La Dolorosa BTT 2018, 4ª Edición.
Isuerre a 16/06/2018, Bal de d’Onsella.
BTTZaragoza, José Luis Sánchez.

(1) 105 km, 2600m+
(2)tiempo en movimiento 13:47, tiempo transcurrido 15:53, 208 km, 5004 m+, 6592 calorías.
Adjuntos
IMG-20180629-WA0005.jpg
IMG-20180629-WA0005.jpg (23.38 KiB) Visto 438 veces
IMG-20180629-WA0004.jpg
IMG-20180629-WA0004.jpg (55.37 KiB) Visto 438 veces
IMG-20180629-WA0003.jpg
IMG-20180629-WA0003.jpg (22.65 KiB) Visto 438 veces
IMG-20180629-WA0002.jpg
IMG-20180629-WA0002.jpg (20.45 KiB) Visto 441 veces
Última edición por mmsial el Vie Jun 29, 2018 5:31 pm, editado 5 veces en total
mmsial
 
Mensajes: 62
Registrado: Vie May 20, 2016 10:47 am

Re: La Dolorosa BTT 2018 por José Luis Sánchez

Notapor farba » Vie Jun 29, 2018 4:24 pm

enhorabuena José Luis!!!

como suele suceder en este tipo de crónicas, terminas de leer con los pelos de punta y con un nudo en la garganta, además es de agradecer que nos acerques en primera persona a los que somos unos "cobardes y fistro pecadores" las sensaciones de una prueba de semejante envergadura a través de una crónica tan currada y que supone un notable esfuerzo escribirla, pero la prueba de habernos transmitido la intensidad de "la dolorosa" la has superado también con nota,

un abrazo,
Avatar de Usuario
farba
 
Mensajes: 208
Registrado: Mié Feb 05, 2014 11:25 am

Re: La Dolorosa BTT 2018 por José Luis Sánchez

Notapor mmsial » Vie Jun 29, 2018 5:20 pm

Añadidas fotos y dos notas al final del relato.
El "Community Manager" de Jose Luis lleva la "L" :lol: :lol: :lol: :lol: :lol: :lol:
mmsial
 
Mensajes: 62
Registrado: Vie May 20, 2016 10:47 am

Re: La Dolorosa BTT 2018 por José Luis Sánchez

Notapor Emilio » Vie Jun 29, 2018 6:36 pm

¡ ¡ ¡ G R A N D E S ! ! !

Muchas gracias por esa crónica ;)
"Daría todo lo que sé, por la mitad de lo que ignoro."
Avatar de Usuario
Emilio
 
Mensajes: 1807
Registrado: Lun Jul 09, 2012 10:17 pm

Re: La Dolorosa BTT 2018 por José Luis Sánchez

Notapor Chisquete » Vie Jun 29, 2018 7:17 pm

Grande José Luis, por la prueba y por la crónica.
Si tu has sufrido, tengo claro que La Dolorosa no es para mi.
Enhorabuena también para Rubén y Pedro.
Avatar de Usuario
Chisquete
 
Mensajes: 216
Registrado: Mar Ene 08, 2013 11:52 pm

Re: La Dolorosa BTT 2018 por José Luis Sánchez

Notapor raquel » Vie Jun 29, 2018 11:23 pm

Enhorabuena campeones!!!
Muchas gracias, José Luis, por compartir con nosotros tu vivencia, toda una experiencia de vida, y un maravilloso ejemplo q nos enseña lo poderosos q realmente somos. Que querer es poder!! :twisted:
Estoy muy orgullosa de tener compañeros de pedales como tú. Gracias
"Where there´s a will there´s a way"
Avatar de Usuario
raquel
 
Mensajes: 126
Registrado: Jue Abr 05, 2012 5:21 pm

Re: La Dolorosa BTT 2018 por José Luis Sánchez

Notapor José Luis S. » Sab Jun 30, 2018 6:45 am

Gracias a vosotros. Muy agradecido por vuestros comentarios.
Gracias Manuel por tu ayuda.
José Luis S.
 
Mensajes: 26
Registrado: Dom Feb 26, 2017 4:54 pm

Re: La Dolorosa BTT 2018 por José Luis Sánchez

Notapor jmbc.zgz » Sab Jun 30, 2018 12:11 pm

Grande Jose Luis, sin palabras.
Gracias por compartir esas lineas con nosotros.

Enviado desde mi SM-J710F mediante Tapatalk
jmbc.zgz
 
Mensajes: 65
Registrado: Sab Ago 27, 2016 8:32 am

Re: La Dolorosa BTT 2018 por José Luis Sánchez

Notapor jmlatov » Sab Jun 30, 2018 5:13 pm

Para los que no seremos nunca capaces de semejante gesta, leertela hace que la podamos vivir indirectamente y disfrutar un poco de lo que se puede llegar a sentir... rubias incluidas!

¡Enhorabuena y muchas gracias por la vivencia compartida!


Enviado desde mi iPad utilizando Tapatalk
ALICIENTE: ¡La cuesta acaba arriba!
Avatar de Usuario
jmlatov
 
Mensajes: 70
Registrado: Lun Dic 12, 2016 5:02 pm

Re: La Dolorosa BTT 2018 por José Luis Sánchez

Notapor Héctor » Sab Jun 30, 2018 6:42 pm

Enhorabuena, de mayor quiero ser como tú
3 años para aprender a hablar y 40 para aprender a callarse
Héctor
Avatar de Usuario
Héctor
 
Mensajes: 197
Registrado: Mié Feb 13, 2013 11:36 pm

Publicidad


Siguiente

Volver a General



¿Quién está conectado?

Usuarios navegando por este Foro: No hay usuarios registrados visitando el Foro y 3 invitados