Ruta 01-06-2019 (El ritmo lo marca el último)

Para organizarnos en nuestras salidas.
Comparte este tema:

Re: Ruta 01-06-2019 (El ritmo lo marca el último)

Notapor Andrés.L ZGZ » Vie May 31, 2019 10:30 pm

- Vale.
2- Arturo
3- Alberto
4- Jose H
5- JavierE
6- Miguelón
7-Toño
8- Horacio Argentino
9-Andrés.L ZGZ
Andrés.L ZGZ
 
Mensajes: 38
Registrado: Mar Feb 12, 2019 9:37 pm

Re: Ruta 01-06-2019 (El ritmo lo marca el último)

Notapor Jose H » Dom Jun 02, 2019 9:43 am

Foto
IMG_3607.jpg


Enviado desde mi Redmi Note 6 Pro mediante Tapatalk
Avatar de Usuario
Jose H
 
Mensajes: 1778
Registrado: Mar Oct 19, 2010 8:30 pm

Re: Ruta 01-06-2019 (El ritmo lo marca el último)

Notapor Jose H » Dom Jun 02, 2019 9:44 am

Foto
IMG_3673.jpg


Enviado desde mi Redmi Note 6 Pro mediante Tapatalk
Avatar de Usuario
Jose H
 
Mensajes: 1778
Registrado: Mar Oct 19, 2010 8:30 pm

Re: Ruta 01-06-2019 (El ritmo lo marca el último)

Notapor Jose H » Dom Jun 02, 2019 11:47 am

Fotos de Arturo y Jose H: ;)
Para ver el álbum de fotos, pinchar el siguiente enlace:


http://gallery.bttzaragoza.es/01-06-201 ... a-el-ltimo
Avatar de Usuario
Jose H
 
Mensajes: 1778
Registrado: Mar Oct 19, 2010 8:30 pm

Re: Ruta 01-06-2019 (El ritmo lo marca el último)

Notapor Valetix » Dom Jun 02, 2019 3:09 pm

RUTA 01/06/2019 ALTO DE MONTOLAR.

A esta ruta le pasa un poco lo mismo que lo que decían de la gran Lola Flores: no canta, no baila , no se la pierdan. No es el paisaje más bonito, no es la ruta más dura , no te la pierdas.

La cita fue en la fuente de los incrédulos , lugar que posee una placa en latín que mandó construir Ramón Pignatelli que, en un acto de cabezonería, erigió para aquellos que decían que era imposible que el agua llegara a ese lugar, y cuya traducción reza “para convencimiento de incrédulos y descanso de viajeros. Año 1786.”. Algo en mi interior me reafirmaba en lo oportuno de esta cita, nos viene como anillo al dedo. Rutas que hemos realizado en el Ritmo que podríamos pensar que serían imposibles y, sin embargo, ahí están, hablando a la historia.

En principio pensé que la hora no era la más acertada, incluso intenté que se adelantara un poco sin éxito. Todo hacía presagiar que , al contrario que en fechas anteriores, en esta ocasión el calor sería un enemigo más a batir, y realmente así fue. En el punto de reunión más almas de las que cabría esperar, los habituales, los de siempre, acérrimos , irreductibles, acudiendo fin de semana si , fin de semana también a dar pedales y un buen número de caras nuevas e incluso otras “no habituales”. Allí pude ver a Robert, grande entre los grandes, su buen hacer y su potencia sólo se ven superadas por su gran amabilidad. Siempre es un placer pedalear al lado tuyo amigo. Chomo, recuperado de la avería de su montura y dispuesto a pasar otro día grande, Toño al que lamentablemente vemos menos de lo que nos gustaría y así uno tras otro hasta formar el número de catorce, aunque en poco seríamos quince, quiero decir, Alberto se nos unió cuando ya estábamos en marcha.

Arrancamos pedaleando por el canal, río arriba y por su margen izquierda, zona llana y sin ninguna complicación, digna de una vía verde para que pasee por ahí cualquier persona. Enseguida nos desviamos , sobrepasando Plaza para apuntar a la Muela. El terreno empezaba a ser para arriba, si bien como un falso llano, pero al fin y al cabo para arriba. Nos llegamos al polígono Centrovía por caminos que no nos son extraños y que en algunos puntos se encontraban altamente embarrados. Charcos que casi pudieran ser pantanos que nos obligaron a poner pie a tierra y cruzarlos en fila de a uno. Nada que no se pueda superar con orden y un poco de buena voluntad, al fin y al cabo , insisto, lo que nosotros hacemos es ciclismo de montaña, y el barro, las piedras , las raíces y el viento son nuestros compañeros, forman parte inherente de nuestras salidas. Abandonamos el polígono, desierto como una ciudad fantasma de una vieja película del oeste, superamos el cartel que indica el camino a los karts indoor que hay allí ( por un momento pensé que sería buena idea quedarse a echar unas carreras y dejarnos de subidas en bici) y volvimos a nuestro terreno, caminorrios , que es lo que nos gusta.

Repito, todo iba bien, al menos hasta que llegamos a la Muela. José ya nos iba indicando de alguna forma lo que nos encontraríamos, dibujando con su mano un recorrido sinuoso y apuntando hacia arriba. Llevábamos ya rato luchando contra un ligero desnivel, alcanzamos el pie de aquella subida y su visión llegó a ser desesperante, una serpiente ascendiendo hasta donde se pierde la vista , sin solución de continuidad ya que, desde allí , no se apreciaba el final. Los dos primeros metros duros, duros y muy rotos, piedras grandes y sueltas, badenes preocupantes que hacían que aquel tramo no fuera en absoluto fácil. Yo, en mi primer intento fallé, pero me puede el amor propio, a veces el orgullo no es un buen compañero de viaje, volví a bajar, a tomar la carrerilla necesaria y a atacar aquella pequeña traba. No lo conseguí, mi rueda perdía tracción, unido a lo inclinado del terreno, hacía que mi trayectoria no fuera estable. Eché pie a tierra, supere aquellos dos metros , volví a montar y, esta vez si, hasta que coroné. El camino era sinuoso, y relativamente estrecho, en cada curva que se presentaba había un nuevo repecho, discurría entre montañas, dando ese aspecto a valle y a paisaje lunar, solitario y olvidado de la mano de Dios, el sonido ahogado entre aquellos titanes de tierra que daban marco a nuestros esfuerzos. Coronaba en eso que llaman “la ciudad fantasma” que se encuentra arriba de la Muela. Ay, pensé yo, que miserable es a veces la condición humana, cómo saca lo mas bajo de las personas para vergüenza popular, Quién se habrá llenado los bolsillos con una obra tan estéril, servicios de agua, vertidos, alumbrado pero ninguna casa, en medio de ninguna parte.

Seguimos nuestro camino por un paisaje estepario, el calor empezó a apretar de verdad , y nosotros allí, sin ninguna sombra, sin ningún cobijo y sin perrito que nos ladre. Ya veíamos el alto de Montolar, ya estaba allí, al alcance de nuestras manos, o mejor , de nuestros pedales cuando algún compañero nos advirtió de la hora y de que tal vez sería mejor no llegar en esta ocasión, todavía podíamos echar una hora y media más y aquello ya apretaba, tanto el tiempo como la temperatura. Nos emplazamos para acabarla otro día , pero esa vez quedando un poco antes, otra vez será, no pasa nada. Iniciamos vuelta por unas bajadas suaves pero largas, haciendo lo divertido de esta ruta, es una gozada eso de soltar frenos y dejarte llevar por terrenos fáciles, que se prestan a esto. Ya en Centrovía de nuevo Arturo nos propuso tomar un nuevo desvío que ninguno conocíamos, accedimos.

Nos guió por debajo de un puente, oscuro como boca de lobo y que es una rambla para cuando llueve, de esta forma sólo es accesible en temporada sin lluvia. Gran contraste el fresco que hacía dentro con el pedazo de calor y sol del exterior, gracias Arturo, un sitio muy curioso. Decidimos a partir de ahí ir a buscar el canal de nuevo, para desandar nuestros pasos y dirigirnos a casa, ahora bien, o nos hallábamos desorientados (en el mejor de los casos) o perdidos, al menos yo no veía la hora de llegar a ese tramo.Empezaron a surgir los problemas, menores, pero problemas al fin y al cabo, algún compañero se había quedado ya sin agua, algún otro daba imagen de ya haber dado lo mejor de si, acusando cansancio e incluso había quien tenía algún problemilla físico mermando su velocidad notablemente. De esta forma concluimos la ruta, ya que se hizo un poco tarde, hubo quien se quedó a una cervecita rápida allí mismo, donde el canal se junta con Vía Ibérica, yo no pude, tengo mis obligaciones y marché para casa, en otra ocasión amigos, os debo una.

Para concluir contarte que esta misma mañana Paco Ines me ha pasado un artículo y considero que es interesante. Algo relacionado con salud mental y btt y creo que tiene razón. Extraigo unas lineas de el citado texto “ Para mucha gente, darse una vuelta con su bicicleta de montaña puede ser una válvula de escape , para alejarse de la depresión, los malos rollos y llenarse de positivismo, así que ensúciate y se feliz con tu btt”. A dar pedales.

Gracias.

V.
Valetix
 
Mensajes: 171
Registrado: Mié Nov 08, 2017 3:28 am

Re: Ruta 01-06-2019 (El ritmo lo marca el último)

Notapor Mrchomo » Dom Jun 02, 2019 3:26 pm

Grandeeeeeee. Valee
Mrchomo
 
Mensajes: 21
Registrado: Vie Ene 25, 2019 2:54 pm

Re: Ruta 01-06-2019 (El ritmo lo marca el último)

Notapor Miguelón » Dom Jun 02, 2019 6:25 pm

Grande Vale, he revivido la ruta y el calor, :D
"El hombre nunca sabe de lo que es capaz hasta que lo intenta” Charles Dickens
Avatar de Usuario
Miguelón
 
Mensajes: 117
Registrado: Dom Jun 04, 2017 10:35 pm
Ubicación: Zaragoza

Re: Ruta 01-06-2019 (El ritmo lo marca el último)

Notapor Jose H » Lun Jun 03, 2019 4:54 pm

Buena crónica Valetix!!! ;)
Avatar de Usuario
Jose H
 
Mensajes: 1778
Registrado: Mar Oct 19, 2010 8:30 pm

Publicidad


Anterior

Volver a Quedadas - BTT



¿Quién está conectado?

Usuarios navegando por este Foro: No hay usuarios registrados visitando el Foro y 4 invitados

cron