[Sábado] Ruta 18-01-2020 (El ritmo lo marca el último)

Para organizarnos en nuestras salidas.
Comparte este tema:

Re: Ruta 18-01-2020 (El ritmo lo marca el último)

Notapor pacoines » Dom Ene 19, 2020 12:21 am

Ruta de las balsas: Ojo del cura
Adjuntos
IMG-20200118-WA0089.jpg
“Quien monta en bici es mi amigo” Gary Fisher.
Avatar de Usuario
pacoines
 
Mensajes: 329
Registrado: Dom May 12, 2013 4:32 pm

Re: Ruta 18-01-2020 (El ritmo lo marca el último)

Notapor pacoines » Dom Ene 19, 2020 12:23 am

Ruta de las balsas: Ojo del fraile
Adjuntos
IMG-20200118-WA0091.jpg
“Quien monta en bici es mi amigo” Gary Fisher.
Avatar de Usuario
pacoines
 
Mensajes: 329
Registrado: Dom May 12, 2013 4:32 pm

Re: Ruta 18-01-2020 (El ritmo lo marca el último)

Notapor pacoines » Dom Ene 19, 2020 12:25 am

Ruta de las balsas: Larralde
Adjuntos
IMG-20200118-WA0086.jpg
“Quien monta en bici es mi amigo” Gary Fisher.
Avatar de Usuario
pacoines
 
Mensajes: 329
Registrado: Dom May 12, 2013 4:32 pm

Re: Ruta 18-01-2020 (El ritmo lo marca el último)

Notapor Valetix » Dom Ene 19, 2020 3:24 pm

18/01/2020

El soto de la alameda.

“La vida es muy simple, pero nos empeñamos en hacerla difícil”. Confuncio.


Llevamos días de profundo frío, este invierno está resultado duro como pocos, o al menos como desde hace varios años. Con probabilidad nos estamos acostumbrando a las bonanzas de temperaturas menos extremas e inviernos más cortos y amables y, de esta forma, este nos ha cogido con el paso cambiado. No obstante la mañana despertó relativamente agradable. Los termómetros no habían caído hasta el inframundo, regalando sus cuatro grados sobre cero al punto de la aurora e incluso mejoró algo a lo largo de la jornada. El viento tampoco nos dio castigo viniendo a ser como el lomo suave de un gato dejándose acariciar. El sol, que en estos tiempos es raquítico y no calienta, brillaba minúsculo en lo alto del cielo sobre un fondo azul claro. Bien es cierto que los pronósticos del tiempo nos comunicaban que llovería, pero el horario de inicio arrancaba más allá de nuestra estimada hora de llegada, por lo tanto poco miedo y a dar pedales con todo a favor.

José H estableció como punto de reunión la Pasarela del Voluntariado en el lado del Actur. Allí y para sorpresa nuestra, catorce almas, con sus respectivas monturas, dispuestas a enfrentarse a lo que se presuponía una magnífica mañana. Destacar alguna cara nueva, o al menos poco habitual, entre los reunidos, Ángel que suele salir con los China y que en esta ocasión nos brindó su compañía, Mariluz, esposa de nuestro ponderado David Corrales. Una chica que en primera instancia se mostró prudente, comedida e incluso ligeramente vergonzosa. Jorge , que ya viniera en alguna ocasión anteriormente y que, gracias sean dadas al Hacedor, decidió volver a compartir caminos con nosotros. Además de un buen puñado de habituales como Chelis o Gotxa, nuestro querido Miguelón, Toño grande a más no poder, Vicente , admirable como siempre, Javier y todo su poder, Paco Ines que se apuntó a última hora, Armando tan simpático como puedas imaginar, Andrés con su reciente cumpleaños , José H que como veremos un poco más adelante no tuvo muy buen día y este que firma estas lineas y que siempre está a tu servicio. Como decía catorce.

Arrancamos pues por las sendas de la Expo, por un avatar del destino acabé encabezando la marcha, siendo el primero en enfrentar aquellos estrechos caminos, decidí no hacerlo a una velocidad elevada ya que el suelo se ofrecía plagado de hojas a medio podrir y cubriendo un limo suave y resbaladizo. La desventura llegó enseguida, no se por qué pero en un momento dado oi voces de parar la marcha, algo había ocurrido en la parte retrasada del pelotón. José H había dado con sus posaderas en el suelo de forma estrepitosa, un culetazo en toda regla vamos. Resulta que paró el hombre, se dispuso a desmontar y , ya con el pie en tierra, le patinó el apoyo antes de soltar su segundo pie del pedal. Lo dicho, patinazo y culo a tierra. Se levantó con grandes dolores y con sus posaderas formando un cuadro de barro y hojas pegadas digno de la mejor obra impresionista. Tras ver que el suceso no revestía mayor importancia continuamos marcha.

Nos llegamos hasta las sendas de los Galachos de Juslibol, encontrándolos en las mismas condiciones de barro resbaladizo, seguimos con la misma prudencia preceptiva pasando entre los árboles que enmarcaban el paisaje y que limitaban nuestra visión, reduciendo nuestro mundo a poco más de unos metros por delante nuestro. Decididos marchamos hasta las sendas conocidas como “Lecheros”. Siempre he considerado que es un entorno maravilloso, tanto por lo frondoso del lugar como por el terreno en el que discurre pero a pocas decenas de metros aquella parte se mostró impracticable. Un barro que clavaba las ruedas y embozaba los mecanismos, una sustancia pegajosa que se adhería a cualquier parte y que hacía la marcha imposible hasta el punto que decidimos desandar nuestros pasos e intentar llegar a nuestro destino por alguna parte alternativa.

El grupo rodaba unido, sin grandes distancias entre uno y otro , haciendo chistes y comentarios ahora aquí ahora allá, el buen rollo y el ambiente que caracteriza este extraño grupo. Miguelón incluso aprovechaba para amenizar nuestro trayecto con alguna canción, hija de esa maravillosa voz que posee. Jorge, el nuevo , me comentaba que ya le habían dado las llaves de su piso y que por fin volvía a la rutina , dispuesto a salir más veces con nosotros. Andrés rodaba a mi lado con una sonrisa de oreja a oreja, es increíble el afecto que se le puede tener a este muchacho, todo corazón y a la par una bestia parda en bicicleta. El día nos había regalado un clima casi primaveral, preludio de lo que está por llegar, sabiendo que el invierno un día morirá para dar paso de nuevo a una primavera pletórica de aromas y de vida y así llenaba nuestros corazones infundiéndonos un ánimo que creo que tenemos bien ganado. La vida es una cosa muy sencilla, pero en ocasiones nos empeñamos en hacerla difícil.

Llegamos a Alfocea y dirigimos nuestros manillares hacia esos caminos que enfilan a las colmenas, enseguida desviamos rumbo ya que nuestro destino estaba más allá, a punto para alcanzar aquella bonita alameda. Una zona que se propiciaba verde en la mayoría de sus partes pero que también dejaba entrever los estragos del crudo invierno, mostrando ramas desnudas, desprovistas de sus hojas. El piso se ofrecía de nuevo embarrado en algunos puntos, durante el trayecto , en algunas partes, un buen montón de ramas muertas y caídas, tronchadas y rotas que crujían al pasar sobre ellas con nuestras ruedas, incluso algunas que convino evitar dado su tamaño. En el lugar la foto de grupo que siempre hacemos, una pequeña parada para reponer fuerzas e iniciamos el regreso.

El camino de vuelta se mostró levemente distinto, algunos, los más nuevos, empezaban a mostrar signos de cansancio. En un momento dado Paco (yo creo que lo llevaba en la cabeza de antes, pero todos conocemos a Paco y sus “poyaques”) dijo que tomaba otro camino, que quería irse a ver unos emplazamientos cerca de allí y ofreció que si alguien quería marchar con el. A su oferta respondieron unos pocos valientes, Gocha, Chelis, Armando y Toño. De esta forma nuestro número se redujo en cinco yendo estos a visitar el ojo del cura, el ojo del fraile y la balsa de Larralde. Los demás seguimos rumbo acordando en tomar la vía más corta ya que Mariluz manifestó que se le estaba haciendo justa la hora y que tenía que llevar a su hija a no se dónde. Pude ver que esta muchacha reducía su velocidad de forma manifiesta y le ofrecí mi rueda, siendo esposa de quien es cualquier oferta o ayuda que se le pueda ofrecer es poca . Le expliqué qué es eso de “Andar a rueda” que cogiera sitio inmediatamente detrás de mi y que no abandonara la plaza bajo ningún concepto. A su vez incluso Andrés me ofreció la suya para facilitar mi marcha que se prolongó durante hartos kilómetros hasta arribar a la capital. Podía ver como José se retrasaba doliéndose de sus posaderas, me preocupaba el estado de este hombre, conozco de su abnegación y de su tozudez y se que haría cualquier cosa para no retrasar la marcha y para cumplir hasta el extremo con las que estima que son sus obligaciones. El ritmo subió con ligereza, marchábamos ágiles oyendo los tacos de nuestras ruedas resonando en el asfalto de aquellos caminos casi abandonados. De vez en cuando algún perro nos obligaba a girar la cabeza enmarcando el lugar con sus ladridos. Javier apretó hasta el punto que , en poco tiempo se convirtió en un punto en la distancia y desapareció. Pasamos por el lugar en el que recientemente José Antonio tuvo una caída, ese lugar quedará nombrado para siempre.

Llegamos a las inmediaciones de la Piscina Sindical (ya lo se, no se llama así, pero me has entendido, ¿verdad?) Andrés se ofreció a pagar unas papas bravas por su cumpleaños con la condición de que fuera en cierto bar del Actur. Nos despedimos de Mariluz y de alguno más y quedamos cinco para el festín. Nos sirvieron unas raciones pantagrüélicas, abundantes como no puedes llegar a imaginar, unas papas recién hechas con un puntito de pimienta y que supieron al más dulce maná del paraíso. Lo único el frío que hacía en esa terraza, todo el tiempo un clima estupendo y allí , a la humbría, helalditos como pajaritos, pero bueno, para paliar aquello estaba la compañía de estos increíbles compañeros y amigos que poseemos. Tras esto nos despedimos efusivamente y marchamos al amor de nuestros hogares. Desde aquí felicidades de nuevo Andrés, eres un tío grande, estudia, no me obligues a matarte y a hacerme una bufanda con tu pellejo, estudia. Se te quiere maño.

La vida , como he reiterado, creo que es una cosa muy sencilla y que es cierto que nos empeñamos en complicar. Creo firmemente que hay que enfrentar las cosas conforme vienen, que no merecen un segundo más de nuestro tiempo. Pensando en sucesos que , ni han pasado , ni probablemente lleguen a pasar. Es cierto aquello que dice el refrán , prepárate para lo peor y espera lo mejor, pero en las más de las veces no hay que ser tan tremendista, basta con poseer una mirada global y no dejarse llevar por el estrés. Llegué a mi casa y vi a mis hijos esperándome, cuánto amor en sus miradas, cuánta pasión, incluso pensé que , de su mano, la muerte sería algo dulce. Pero tengo clara una cosa, sólo hay algo peor que la muerte...

… y es no haber vivido.

Muchas gracias.

V.
Valetix
 
Mensajes: 217
Registrado: Mié Nov 08, 2017 3:28 am

Re: Ruta 18-01-2020 (El ritmo lo marca el último)

Notapor ARTURO UBIDE » Dom Ene 19, 2020 5:25 pm

Genial crónica Vale .
que grande eres
ARTURO UBIDE
 
Mensajes: 125
Registrado: Jue Abr 11, 2019 10:34 pm

Re: Ruta 18-01-2020 (El ritmo lo marca el último)

Notapor ARTURO UBIDE » Dom Ene 19, 2020 5:26 pm

Genial crónica Vale .
que grande eres
ARTURO UBIDE
 
Mensajes: 125
Registrado: Jue Abr 11, 2019 10:34 pm

Re: Ruta 18-01-2020 (El ritmo lo marca el último)

Notapor Jose H » Dom Ene 19, 2020 9:54 pm

Valetix, muchas gracias por la crónica!!! ;) ;) ;)
Avatar de Usuario
Jose H
 
Mensajes: 1944
Registrado: Mar Oct 19, 2010 8:30 pm

Re: Ruta 18-01-2020 (El ritmo lo marca el último)

Notapor Gochajou41 » Lun Ene 20, 2020 12:35 am

Fantastica cronica, como siempre. Aunque no estuve en el bar me has hecho saborear las bravas. Enhorabuena.
Gochajou41
 
Mensajes: 45
Registrado: Dom Jun 09, 2019 8:49 pm

Re: Ruta 18-01-2020 (El ritmo lo marca el último)

Notapor Jose H » Lun Ene 20, 2020 11:14 pm

Para ver el vídeo, pinchar el siguiente enlace:

https://www.facebook.com/1487958244/vid ... 186342388/
Avatar de Usuario
Jose H
 
Mensajes: 1944
Registrado: Mar Oct 19, 2010 8:30 pm

Publicidad


Anterior

Volver a Quedadas - BTT



¿Quién está conectado?

Usuarios navegando por este Foro: No hay usuarios registrados visitando el Foro y 1 invitado