Ruta ALAZANES BTT. Sábado 13/08/2022. LA MUELA por MUEL

Para organizarnos en nuestras salidas.
Comparte este tema:

Ruta ALAZANES BTT. Sábado 13/08/2022. LA MUELA por MUEL

Notapor Fernando » Mié Ago 10, 2022 8:08 pm

Actividad organizada por BttZaragoza C.C.

Este sábado saldremos desde La Fuente de la Junquera hacia Cuarte, Cadrete, María de Huerva, Botorrita y Muel. Desde allí y una vez sobrepasada la Balsa de los Boqueros comienza la ascensión más exigente del trayecto: un rampón "corto pero algo durillo" (según Joaquín y Daniel que han propuesto esta ruta :roll: ). Ya en la plana rodaremos cerca de la Balsa de los Casquillos, la Paridera del Castellano y desde el Cerro del Cuco comenzaremos el descenso y la vuelta por La Muela, el Club de Golf La Peñaza y el Parque Lineal de Plaza hasta encontrar una terraza donde hidratarnos convenientemente.

Nivel técnico: moderado. Nivel físico: moderado
65 kms + los que tengas desde casa. Desnivel positivo: 450m.
Duración: 04:00 horas.

El track de Daniel E:
https://es.wikiloc.com/rutas-mountain-bike/daniel-estrada-muel-la-muela-88117581?


Lugar de quedada: ASADOR FUENTE DE LA JUNQUERA.
Hora: 8:30


Lista abierta en este enlace de la web del Club:
https://bttzaragozacc.com/rutas/ruta-alazanes-btt-sabado-13-08-2022-la-muela-por-muel/

;)
Un día sin una sonrisa es un día perdido.
BLOG: Letras, pluma y tintero
.
Avatar de Usuario
Fernando
 
Mensajes: 325
Registrado: Vie Ene 03, 2020 9:49 pm

Re: Ruta ALAZANES BTT. Sábado 13/08/2022. LA MUELA por MUEL

Notapor Fernando » Mar Ago 16, 2022 12:29 am

.
Cuando el cabrito amaneció con el día cruzado.

A la atención del Maestro Pascual, a quien corresponda, a quien le interese y a quien no tenga nada mejor que hacer y decida perder algo de su preciado tiempo en leer el siguiente informe:

Ante su anunciada ausencia y merecido descanso me he visto en la obligación, después de muchas semanas y por los motivos que no vienen al caso y que solo los más allegados conocen, de desplegar de nuevo los papiros, destapar el tintero y humedecer la pluma para detallar con todo lujo de detalles lo acontecido en la ruta del pasado sábado.

Ante todo comunicarle que, al igual de no contar con su presencia, tampoco disfrutamos de la compañía de otros ilustres compañeros que en estas fechas estivales andan plasmando su impronta y dejando huella por variopintos paraderos: alguno preparando caceroladas por tierras sorianas, otros buscando temperaturas más frescas por el norte y por Pirineos, otros poniéndose a remojo por la costa mediterránea o armándose de valor para recorrer tierras andaluzas e incluso los más osados visitando países como Bulgaria. Aún con todo once valientes decidieron plantar cara al termómetro, a la ruta prevista y a esa emboscada “algo durilla” sobre la que ya nos habían alertado los “niños” del grupo.

Como bien apostilló Joaquín: cuando alguien amanece con el día cruzado todos los posibles infortunios se ceban con él. Tales palabras se le quedaron grabadas a fuego al Choto Fer, quien para empezar la jornada con mal pie volvió a certificar una vez más su indefendible y pésima costumbre de llegar tarde al punto de la quedada a pesar de batir su propio récord desde la Veterinaria hasta La Fuente de La Junquera (18 minutos!!!), eso sí, extenuado, sin aire y con el desayuno en los tobillos. El caso es que se promete a sí mismo cambiar, se conciencia de ello, pone todo su empeño pero al final... ... ná de ná.

El que no se consuela es porque no quiere y por ello esbozó una pícara sonrisa de complicidad al comprobar que tras él aún faltaba por llegar el compañero de Jorge. A partir de ahí, junto a los que habían quedado a la espera, y sin haber recuperado el aliento del todo, empezó la primera de las contrarreloj del día para alcanzar a los que habían iniciado la ruta en modo “verano azul”. No habían sobrepasado Cuarte cuando al fin el grupo se fundió en una piña, como uno solo, como lo que somos, como bien lo sabe usted.

La tranquilidad y la armonía parecían haberse adueñado del ambiente e incluso rodaban bajo un manto grisáceo que impedía a Helios, Dios griego del sol, que desde su carro arrojara sobre ellos todo el poder de su fuego abrasador, de igual forma como los venía torturando en las semanas anteriores.

Poco dura la alegría en casa del pobre y a escasos centenares de metros de las afueras de María de Huerva la ruleta del infortunio volvió a rodar agraciando al Choto con el extraordinario premio sin parangón de un soberbio pinchazo en su rueda trasera. Sí, de nuevo le tocó. Ni entre cuatro hacían medio para apañar el desaguisado y meter debidamente la mecha con la que solventar el estropicio hasta que comprendieron que igual las instrucciones están para leerlas. Dicho y hecho, rueda remendada y a rodar.

Más que a rodar, a volar. Segunda contrarreloj para alcanzar de nuevo a la mitad de compañeros que iban por delante: 14 km. a casi 20 km/h. de media para recuperar el tiempo perdido. Ni rastro de ellos por Mozota y tan sólo una vez sobrepasado Muel divisaron en la lejanía las casacas tricolores del club y el resto de variopintos maillots. En cabeza, ejerciendo de líder y marcando el ritmo, era Luis C. quien los llevaba a rueda y en perfecto orden en una posición inusual en él pues como todos saben su sitio natural es en la cola del pelotón, sabedor de la importancia que tiene el penúltimo, protegiendo al resto y preparando ese hachazo que nunca llega.

Al igual que el mercurio se fundieron en una sola gota justo cuando en el horizonte se divisaba la trampa del día: un rampón que ya desde la distancia dolía a la vista. Un km a una pendiente media del 10%. No quedaba otra que enfundarse el mono de trabajo, regular el esfuerzo y cada uno, como si de un salón de baile se tratara, ampararse al paso y a la danza que más cómoda le resultara.

En los primeros metros el Choto se afanó en aplicar fielmente la Ley del Mandril y acompañó, en un gesto aparentemente solidario, a quien más parecía sufrir cuando en realidad lo que pretendía era ocultar su propio sufrimiento. Llevaba a fuego y sin casi respiro desde la salida de su casa hasta las faldas de la cuesta y eso le empezaba a pasar factura. Aún así y echando el resto consiguió, como la mayoría, coronar la cumbre sin bajarse de la bici y con la dignidad que tanto promulga usted.

Tengo que comentarle la inaudita, misteriosa e incomprensible ascensión en tres fases que perpetró Luis C. pues comenzó pedaleando, continuó pie a tierra y culminó la escalada... ... sin bicicleta!!!!! Ya le daré más detalles cuando consigan desvelar el enigmático secreto en Cuarto Milenio.

Una vez arriba y reagrupados de nuevo dedicaron el tiempo justo para comichear algo, bajar pulsaciones, oxigenar los pulmones y sin más dilación reiniciar la marcha por las planas de la Muela sin tan siquiera una mínima pausa para la tradicional foto de grupo. Implorando a su reconocida benevolencia y comprensión le ruego clemencia ante semejante afrenta pues prometieron que tal agravio no se volvería a repetir.

Al choto, vacío por completo, sin energía, ni combustible ni agua y tragando todo el polvo habido y por haber el recorrido por los molinos le resultó engorroso y peliagudo (por utilizar términos sutiles y poco malsonantes como jodido, de mierd.....y alguno más). Por fortuna rodó bien custodiado por fieles guardaespaldas que, como Kevin Costner, Clint Eastwood y otros similares en otras tantas películas, permanecían atentos a todos sus movimientos y a cuanto le rodeaba.

Decidieron desviarse del track, hecho que como bien sabe usted es muy muy pero que muy poco corriente y usual en este grupo, para detenerse en la gasolinera, descansar unos minutos y agenciarse unas botellas de agua bien fría que, como mano de Santo o como el maná que Dios envió a los israelitas para socorrerlos mientras atravesaban el desierto según el Libro del Éxodo del Antiguo Testamento, lograron resucitar a los más malogrados hasta entonces y dejar a la altura del betún a Leonardo Di Caprio en "El Renacido".

Con las fuerzas recuperadas y el vertiginoso descenso desde la Muela hasta el Club de golf La Peñaza y el polígono industrial de Plaza en un visto y no visto estaban aparcando las bicicletas en la terraza del bar donde se vieron en la obligación de doblar la dosis de jarras... ... y sin patatas bravas!!! Otra mancha en el historial del grupo. Bien es cierto que por gentileza del bar cada ronda de cervezas venía acompañada de unos platitos con patatas de bolsa y aceitunas. Al César lo que es del César... ... y las jarras a precio asumible, como ha de ser.

Hasta aquí le puedo contar Maestro Pascual.

Y para que conste, firmo y sello este informe en Zaragoza a 15/08/2022


(Por cierto, ya le adelanto que hay una gran persona que ha mostrado su interés en volver a rodar con nosotros y al que seguro recibiremos con los brazos abiertos pues pocos corazones desprenden tanta bondad y simpatía como el suyo. Por la Ley de Protección de Datos y hasta que lo confirme o lo autorice el interesado no daré más referencias si no es en presencia de mi abogado) ;)

AU
.
:D :arrow:
Un día sin una sonrisa es un día perdido.
BLOG: Letras, pluma y tintero
.
Avatar de Usuario
Fernando
 
Mensajes: 325
Registrado: Vie Ene 03, 2020 9:49 pm

Publicidad



Volver a Quedadas - BTT



¿Quién está conectado?

Usuarios navegando por este Foro: No hay usuarios registrados visitando el Foro y 1 invitado

cron